• Jose L. Bittar

¿Por qué es importante tu marca personal?

La marca personal es la herramienta que te permitirá posicionarte en el ámbito profesional. Para ello, se deben tomar en cuenta una serie de elementos que te permitirán distinguirte del resto. En un mundo donde profesionales de todo tipo abundan, es importante destacar aquellos elementos que te hacen único. La marca personal se desarrolla en torno a uno mismo. Del enfoque que le darás a tu marca personal a la forma en la que deseas comunicarla, deberás pensar en ser lo más original y auténtico posible.


Pensar en tu marca personal significa dedicarle tanto tiempo como le dedicarías a una estrategia de marca comercial, junto con el desafío de conocerte bien y saber identificar tus fortalezas y tu potencial.


¿Por qué deberías pensar en crear tu marca personal?


Como una empresa debe trabajar constantemente en mejorar su producto o servicio, en innovar y estar siempre al tanto de tendencias que le permitirán distinguirse de la competencia, tu marca personal puede ayudarte a:

- Distinguirte: no existen dos personas iguales en el mundo. Mostrar qué te diferencia de la competencia así como las cualidades que tienes para ofrecer son herramientas que podrás usar a tu favor.


- Ganar visibilidad: con diferenciarse viene ganar más visibilidad, generando más oportunidades y puertas abiertas a nivel profesional.


- Conectar con otros profesionales: para obtener la primicia de las mejores oportunidades, el networking que realices es clave. Por ello, hoy en día LinkedIn es la red social esencial para los profesionales que desean desarrollar su marca personal.


- Tener éxito: ya sea vivir de tu marca personal, de tu emprendimiento u obtener el trabajo de tus sueños, mientras mejores oportunidades consigas, más cerca estarás de lo que es el éxito para ti.



3 errores que debes evitar al crear tu marca personal


- Intentar vender algo que no eres: Ser tú mismo va a ser tu mayor ventaja a la hora de crear tu marca personal. Recuerda que lo que te hace único es lo que te permitirá distinguirte del resto.

- No tener metas u objetivos claros: los objetivos son los que te permitirán tener una línea directiva de lo que quieres lograr para poder empezar.

- No invertir en tu perfil social: para gozar de una buena reputación y poder aprovechar tu marca personal al máximo, es importante que tus perfiles sociales estén optimizados, sean claros y atraigan a tu público.


Guía rápida para crear tu marca personal


Pensar en términos de marca personal requiere paciencia, esfuerzo y una estrategia bien detallada. A continuación, te propongo una serie de pasos para empezar:

  1. Define tus objetivos: puedes tener uno o varios objetivos. Lo importante es pensar en cuáles son y tener una idea de hasta dónde quieres llegar, donde te ves de aquí a unos años y/o cómo harás para llegar a ellos.

  2. Define tu público objetivo: tu mensaje puede llegar a muchas personas, pero si no llegan a las personas correctas no verás resultados. Puedes crear un buyer persona que te permita entender a qué público quieres llegar.

  3. Define tu mensaje y tono de comunicación: ya viste en el paso 1 lo que quieres decir. Ahora toca definir cómo lo quieres decir: en qué plataformas, qué formas va a tomar tu mensaje, etc. Es importante pensar que si empiezas a crear contenido, debes ser constante para alcanzar tus objetivos.

  4. Determina tu identidad visual: ¿con qué conceptos quieres que se te asocie? ¿qué colores te identifican? La identidad visual es el proceso creativo gracias al que pensarás en colores, tipografías, fotografías, presskits, logotipo, etc; que permitirán asociar elementos visuales a tu marca personal. ¡No olvides que los colores pueden transmitir diferentes emociones!


No son muy distintos de los pasos para desarrollar un producto, ¿no? Estos cuatro pasos te permitirán tener toda la información y herramientas a mano para poder empezar a ponerte manos a la obra. Les sigue la parte más interesante:

  1. Planifica tus acciones: cualquier acción que decidas emplear debe estar planificada, así podrás evitar imprevistos.

  2. Evalúa tus resultados: ¿qué acción está funcionando? ¿qué acción podría generar más interacciones? No olvides medir tus resultados en términos de alcance y engagement.

  3. Piensa en cómo puedes mejorar tu estrategia constantemente: ya sea estando al tanto de lo que hacen los demás o incluso inspirándote de ello, tu marca personal debe mejorarse con el pasar de los años.


Crear tu marca personal no significa que vas a seguir un proceso lineal, con un inicio y fin. Deberás considerar y replantearte muchas veces algunas etapas que modificarán otras, vas a ir reinventándote con el pasar del tiempo y redefiniendo cosas para ir mejorándote día a día. ¡No tengas miedo de empezar!



Investigación y Redacción realizadas por Azul S.

0 vistas

Entradas Recientes

Ver todo